de tal dueño, tal perro

25/02/2017porcomparadoranimalcon0 comentarios

De tal palo, tal astilla… o de tal dueño, tal perro


Dicen que los perros acaban pareciéndose a sus dueños, pero ahora lo ratifica un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Viena, que descubrió que los perros pueden “heredar” algunas características de sus dueños.

 

Los animales que viven con personas neuróticas, por ejemplo, tienen menos capacidad de lidiar con el estrés. Ya los que son adoptados por dueños “zen”, tienden a ser más relajados y cómodos.

 

Más de 130 perros y dueños participaron en el experimento realizado por esta Universidad. Les realizaron varias pruebas, incluyendo la medición de la frecuencia cardíaca y la respuesta que los animales tienen ante amenazas.

 

Cinco rasgos de la personalidad fueron evaluados:

 

  • Neuroticismo o tendencia a emociones negativas
  • Extroversión o sociabilidad
  • Apertura a nuevas experiencias
  • Lo agradable
  • La consciencia y la ética

La forma de ser de los perros se analizó mediante un cuestionario y posteriormente se cruzaron los datos, dando como resultado una clara influencia del estado de los dueños sobre sus mascotas y viceversa.

 

“Los animales son sensibles a los estados emocionales de sus compañeros humanos”, explicó la investigadora Iris Schoberl a BBC. Según ella, los perros ajustan su comportamiento en función de los sentimientos que captan de sus dueños.

Así se llegó a la conclusión de que los perros de personas negativas, están más alerta y piensan que el mundo es más peligroso que los que tienen propietarios más tranquilos, que presentan mayores cambios en el cortisol y por tanto son más resistentes y pueden adaptarse mejor a las situaciones, transmitiendo incluso tranquilidad.

 

“Las personas se olvidan de que los animalitos nos observan y estudian para aprender a comportarse, principalmente en entornos nuevos”, explicó Carolyn Menteith, especialista en comportamiento de perros, al Daily Mail. “Cuanto más demostramos confianza, más seguridad pasamos al perrito”, es importante.

 

La investigación fue publicada en enero en el diario Plos One.

 

 

 

Otras Noticias

Si te gusta, ¡¡compártelo!!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

¡Déjanos un comentario!